No queda más que seguir luchando

siguiendo el rumbo de la sociedad actual nos podemos dar cuenta de pequeñas sentencias que aparecen en nuestro camino. Nos dicen cual es nuestro destino, nos dicen que debemos ser, nos dicen (o mejor dicho imponen) que camino seguir como diciendo que el ser humano es una ruleta movida por las manos de dios. Nosotros podemos ser esa pelotita que indudablemente podrá salirse de la ruleta y rebotar libremente por todo el casino.

cientas de personas son culpables de estas ínfimas sentencias, tus padres, tus profesores, tus supuestos “jefes”, la religión , el estado. En fin, todos esas cosas a quienes supuestamente deberíamos respetar y admirar pero en el fondo esto no se hace desde el corazón sino desde un sentimiento de terror por creer que como persona uno es inferior, que es lo más bajo de la escala, que no es nadie.

seguimos supuestos patrones morales impuestos por la religión y la sociedad y estos rigen nuestras vidas para mantenerla al antojo de unos pocos que si saben la verdad. “pobres ilusos, deberían de verse, son como corderitos” riéndose el poderoso de la sumisión del ser, de la apatía de la sociedad que, cansado de toda humillación, espera pacientemente a un premio, como si esto fuese un concurso.

¿cual premio? me lo he preguntado siempre…. puede que sean mas premios…… puede que sea el respeto del grande. NOS RESIGNAMOS A VER COMO EL GRANDE SE HACE MAS GRANDE y nosotros mientras tanto seguimos achicándonos nosotros mismos con nuestro conformismo, seguimos renaciendo los errores de nuestros viejos cuando deberíamos luchar por desaparecerlos del mapa.

los profesores, siguen apoyando al estado siempre y cuando haga una regalía con su miserables sueldos (aunque sea una pequeña regalía), los trabajadores públicos siguen votando por el estado aunque solo les den el mínimo en contraste por su agotador trabajo, los trabajadores de la salud, lo mismo. Los subcontratados, los que reciben la peor parte, lo mismo. Los obreros siguen en lo mismo, con un sindicato comprado apoyado por sus “camaradas” quienes resultan ser o apoyar a los mismos que dicen atacar. Estamos prácticamente comprados. Somos literalmente esclavos al servicio de una moral impuesta, que a pesar de todo, decimos que es nuestra en su totalidad. No dudamos también en imponersela a nuestros hijos para que sigan cometiendo los mismo errores, para que el círculo vuelva a dar la vuelta.

“ay del tipo que sea escéptico” gritan a coros los sumisos a quienes de verdad intentan hacer un cambio, a crear acción. Les sacan en cara su elección y los relegan del resto por ser la oveja negra del rebaño mientras adoran a sus ídolos quienes supuestamente los van a salvar de su infortunio.

“no queda mas que ser misántropos, odiar a la mierda de sociedad que te reniega”. dicen los abatidos.

“no queda más que rendirnos”. Dicen los ingenuos

“no queda más que suicidarnos, no volver a ver jamas esta situación” dicen los frustrados

“no queda más que seguir luchando” dice un@.

todos lo quedan mirando… no saben que responder.

es una utopía, es una ilusión, es una farsa, es un juego, en una pendejada, es una moda, es una resignación social. A coro tod@s, el tipo sigue dicendo: “no queda mas que seguir luchando. El eco de su voz solo lo han escuchado algunos afortunad@s a través del tiempo. porque el resto trata de callarlo. “No queda más que seguir luchando” “No queda más que seguir luchando” ¡”No queda más que seguir luchando”! grita con desesperación porque lo tratan de ahogar, sigue gritando hasta morir. Su cuerpo ya no respira, se sienten aliviados pero se sigue escuchando el grito, nadie se pregunta como, descubren que es su alma la que grita y ahora nadie la podrá callar, la semilla de la duda se ha plantado y ha echado raíces profundas, no pueden hacer nada.

“No queda más que seguir luchando”, “No queda más que seguir luchando”, “No queda más que seguir luchando” ahora toda la gente gritando, el poderoso no sabe como enfrentarlo, los matan a tod@s pero sus almas siguen gritando: “No queda más que seguir luchando”

“es una reacción en cadena!!!” gritan mientras la gente se rebela por última vez, porque saben que hoy la victoria sera suya

el mundo entra en caos, el mundo entra en caos, se repiten entre ellos, la iglesia los condena al fuego eterno pero desde las cenizas siguen gritando. Hasta el mismísimo diablo queda asombrado.

¡Fuego, fuego! grita la masa, todos mueren en llamas………………..

se sigue gritando hasta hoy, tu decides escuchar o no